Carta abierta al Presidente de Guatemala

Nuestra lucha no es contra un personaje, tampoco contra un partido político, no es contra un grupo de personas.

Nuestros esfuerzos no se centran en que las cosas se hagan a nuestra conveniencia, ni antojo…

Nuestra proclama no va dirigida a los medios televisivos, tampoco a la radio o a los escritos…

Nuestro deseo va para cada uno de los familiares de aquellos que han sido asesinados, acusados o encerrados injustamente por que nuestras voces proclaman la justicia que los gobiernos se han negado a darnos. Nuestra alma clama por la paz en nuestros hogares, en nuestras calles, pero por sobre todo, por la paz de nuestros corazones.

Cuántas veces hemos sentido angustia por un familiar, conocido o amigo que sale a la calle, ¿cuánto temor ha sentido el trabajador honrado al dirigirse a una agencia bancaria a cobrar lo que con esfuerzo se ha ganado?, cuantas lagrimas serán necesarias que derramen las madres guatemalteca por sus hijos?, cuantas lagrimas necesitan ser derramadas por los hijos que quedan huérfanos?, ¿cuánto más dolor se necesita en este país para que los gobernantes dejen de proteger sus propios intereses?

He soñado toda mi vida adulta con una Guatemala como la de mi niñez, donde los niños podían salir a jugar a las calles sin que una bala perdida o un asaltante, violador o similar los matara.

He soñado con una Guatemala donde el culpable es juzgado y castigado sin importar su posición económica, puesto o amigos.

He soñado que la justicia guatemalteca es capaz de sentar un precedente, obedeciendo, no a los intereses del gobierno, la lógica y la ley cuando un inocente es acusado.

Porque nunca he querido una patria en la que debo sentir miedo por dar mi opinión, sea esta en internet, por medio escrito o hablado, tampoco he querido ver a un presidente acusado de asesinato, ni tampoco a una Guatemala de rodillas por la delincuencia y la violencia.

Porque el tratar de defenderse aduciendo un “complot para desestabilizar al gobierno” es la excusa más ridícula que he escuchado en mi vida…

Porque llamar justicia al acto de encerrar a alguien que se expresó y darle la multa máxima no tiene sentido, si asesinos, asaltantes, funcionarios corruptos pueden salir con medidas sustitutivas o fianzas mínimas…

Porque un país en el que se arresta a alguien que distribuye un vídeo en el que se acusa al presidente en lugar de concentrar esfuerzos en ubicar no solo a los matones, sino también a los autores materiales, No es un País.

Porque no elegimos presidente para que pagara sus deudas políticas con puestos y rangos a sus allegados, familiares, financistas y demás personas afines.

Nunca jamás añore una Guatemala teñida en sangre, Nunca pedí una patria donde las autoridades están vendidas al mejor postor, jamás esperé heredar esta Guatemala a mis hijos.

Señor Presidente Álvaro Colom, si usted es inocente: Sométase a los tribunales de justicia como ciudadano, sin privilegios de ningún tipo, inste a las demás personas acusadas a lo mismo, demuestre al pueblo de Guatemala que tiene honor y dignidad para demostrar que es inocente.

Si no se cree capaz de enfrentar un juicio justo, sin privilegios, ¡RENUNCIE! ¡Dele a Guatemala la oportunidad que se merece! demuestre que está en el poder no para beneficiarse a si mismo, si no para hacer de éste, un mejor país.

El pueblo de Guatemala se lo agradecerá, pero por favor no se aferre a falsos complots, a enemigos que jamás ha sido capaz de identificar o denunciar, el pueblo de Guatemala no es un pueblo de ignorantes, no se aferre al poder, fue elegido para gobernar este país, no para escudarse tras los privilegios del mismo, ni tampoco para su beneficio o el de sus allegados.

No sé cómo puede ser posible en un país en el que existen comunidades sin educación, agua potable, o incluso comida el gobierno pueda ser capaz de gastar millones de quetzales en publicidad televisiva para elogiar a la esposa del presidente.

Exigimos un gobierno de verdad, exigimos un presidente que no dude al contestar una pregunta, que no esquive las preguntas, ¡necesitamos un presidente que sea capaz de renunciar a sus privilegios si su pueblo se lo exige!

Jorge Mota.

Esta carta, es mi forma de expresarse, haciendo uso de mi derecho de expresión como ciudadano Guatemalteco, si te sientes identificado, por favor reproducelo en tu blog, envíaselo a tus conocidos, por que es necesario que en Guatemala exista un verdadero Estado de Derecho y un verdadero sistema de Justicia

Link del Autor

Recoleccion de Firmas Peticion al Congreso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: